Terreno (geología)

El arco de islas Intermontane hace 245 millones de años, antes de incorporarse como terreno alóctono a la actual placa norteamericana.

En geología, un terreno, terrano o litosferoclasto es un fragmento de corteza continental alóctono limitado por fallas y cuya historia geológica y génesis es diferente e independiente de los conjuntos geológicos adyacentes o sobre los cuales se ubica. Se forman cuando una masa de corteza continental o de un antiguo arco-isla está incluido en la corteza oceánica que subduce bajo la corteza continental de un continente o un cratón, alcanza la zona de subducción y, al tener mayor espesor y menor densidad que la corteza oceánica que lo engloba, no puede subducir, por lo que colisiona contra la masa continental, agregándose a la misma y aumentando así su extensión. Este proceso se denomina acreción.

Historia del concepto de terreno

Los conceptos fundamentales de la tectónica de placas fueron aceptados por prácticamente todos los geólogos del mundo en los años 70 y desde entonces se ha buscado comprender las grandes estructuras geológicas del planeta en función de procesos tales como los de expansión en dorsales y rifts, colisión de placas, subducción, obducción entre otros.

Sin embargo, en varias cadenas de montañas, quedaban sin explicar algunos fenómenos observados en el campo y los cuales no podían ser comprendidos a partir de simples modelos de tectónica de placas. Como ejemplos, investigadores como Berg (1980), Coney y otros (1980), Abraham y otros (1981), Monger y otros (1985), Howell (1989) que estudiaban la región occidental de Norteamérica, encontraron, metidos entre las grandes placas, pequeños bloques que tenían una historia geológica bastante diferente a las de los bloques vecinos y aún más a la de la placa norteamericana. Dieron a estos bloques que son pedazos de placas el nombre de terranes traducido al español por el término terrenos. Se habla desde entonces de tectónica de terrenos, de acreción de terrenos, de collage de terrenos suponiendo que estos bloques se habían generados en una posición alóctona por relación a la placa y a los terrenos que están actualmente en sus alrededores. Así, la tectónica de terrenos no es una teoría distinta a la tectónica de placas sino que es un nuevo elemento de esta misma teoría, elemento que permite precisar e implementar regionalmente ciertos aspectos particulares de la tectónica de placas, más que todo en regiones del mundo situadas en las márgenes de las grandes placas de litosfera.

En otros idiomas