Shrapnel

Animación de la explosión de un shrapnel.
Esquema del funcionamiento de un shrapnel británico.

Los shrapnel (del inglés shrapnel, esquirla) son municiones de artillería tanto antipersona como antimaterial, que transportan una gran cantidad de balas cerca de su blanco, para luego ser eyectadas sobre el mismo a fin de que continúen la trayectoria del proyectil e impacten el blanco individualmente.

Su nombre proviene del Mayor-General Henry Shrapnel (1761-1842), un oficial de artillería inglés, cuyos primeros experimentos llevados a cabo por cuenta propia, condujeron al diseño y desarrollo de un nuevo tipo de obús.

Su letalidad se basa casi enteramente en la velocidad del proyectil. Este tipo de munición, hasta ahora obsoleto desde el fin de la Primera Guerra Mundial como munición antipersona en sistemas de artillería fija cuando fue reemplazado por el obús fragmentario de alto poder explosivo, mas no en blindados como tanques, es bastante extendido, gracias a su economía y al combate asimétrico que ha demostrado su efectividad para los medios acorazados terrestres en entornos urbanos.

Desarrollo del obús shrapnel

Este grabado muestra un shrapnel de 12 libras estadounidense, hacia 1865. Está equipado con una espoleta Borman. En la imagen seccionada se observa la pared del obús (en gris oscuro), la resina de azufre (en gris medio), las balas de mosquete (en gris claro) y la carga explosiva (en negro).

En 1784, el teniente Shrapnel de la Royal Artillery empezó a desarrollar un arma antipersona. La artillería de la época empleaba "metralla" para defenderse de ataques por parte de la Infantería o Caballería, que consistía en cargar un contenedor de lata o de lona lleno con bolas de plomo o trozos de hierro, en lugar de la habitual bala esférica maciza. Al ser disparado, el contenedor reventaba en el ánima del cañón o al salir de su boca, produciendo el efecto de un cartucho de escopeta sobredimensionado. A distancias de hasta 300 m, la metralla aún era sumamente letal, aunque a esa distancia la densidad de los proyectiles era mucho más baja y era poco probable que impacte a un hombre. A mayores distancias se empleaban balas macizas o explosivas (una esfera hueca de hierro fundido llena de pólvora negra), aunque las segundas con un efecto más aturdidor que fragmentario, ya que sus esquirlas eran muy grandes y pocas.

La innovación de Shrapnel fue combinar el efecto de escopeta de la metralla, con una espoleta cronométrica para abrir el contenedor y dispersar a cierta distancia las balas que llevaba a lo largo de su trayectoria desde el cañón. Su obús era una esfera hueca de hierro fundido llena con una mezcla de balas y pólvora, equipada con una tosca espoleta cronométrica. Si la espoleta era correctamente ajustada, el obús se abriría delante o encima del blanco, soltando su carga de balas de mosquete. Las balas continuarían su trayectoria gracias a la "velocidad residual" del obús. Además de un patrón de dispersión más denso de las balas de mosquete, la velocidad conservada podía ser más alta, ya que el obús shrapnel tendría un mayor coeficiente balístico que cada una de las balas de mosquete.

La carga explosiva en el obús debía tener la fuerza suficiente para abrirlo antes que esparcir las balas en cualquier dirección. Por lo que su invento aumentó el alcance efectivo de la metralla de 300 mm a unos 1100 m. Él llamó a su invento "metralla esférica", pero con el paso del tiempo fue llamado por su apellido; idea formalizada en 1852 por el gobierno británico.

Los primeros diseños padecieron del problema potencialmente catastrófico de la fricción entre el obús y la pólvora negra durante la alta aceleración en el ánima del cañón, que a veces podía hacerlo detonar prematuramente. Se probaron diversas soluciones, con éxito limitado. Sin embargo, en 1852 el Coronel Boxer propuso el empleo de un diafragma para separar las balas de la carga explosiva, lo cual demostró ser exitoso y fue adoptado al año siguiente. Para evitar la deformación de las balas de plomo, se empleó una resina como material de relleno entre estas. Un efecto secundario útil del empleo de resina fue que su combustión indicaba la apertura del obús, al producir una nube de polvo.

En otros idiomas
azərbaycanca: Şrapnel
български: Шрапнел
català: Metralla
čeština: Šrapnel
Deutsch: Schrapnell
Esperanto: Ŝrapnelo
eesti: Šrapnell
suomi: Srapnelli
français: Shrapnel
עברית: רסס
hrvatski: Šrapnel
Bahasa Indonesia: Peluru Shrapnel
italiano: Shrapnel
日本語: 榴散弾
қазақша: Шрапнель
한국어: 유산탄
Nederlands: Shrapnel
polski: Szrapnel
русский: Шрапнель
srpskohrvatski / српскохрватски: Šrapnel
српски / srpski: Шрапнел
Türkçe: Şarapnel
українська: Шрапнель
walon: Chrapnel
中文: 榴霰彈